sabios consejos2

20 Sabios Consejos Para Vivir Mejor

Sabios Consejos

Sabios Consejos

Todos necesitamos de un consejo oportuno, y cuando viene de personas sabias, ese consejo puede cambiar el rumbo de tu vida.

Consejo N0.1. Camina de 10 a 30 min. todos los días. Mientras camina, sonríe. consejos sabios cristianos

Consejo N0.2. Siéntate en silencio por lo menos 10 min. cada día. Enciérrate si es necesario.

Bueno es esperar en silencio la salvación del SEÑOR. LAMENTACIONES 3:26

Confía callado en el Señor y espérale con paciencia; no te irrites a causa del que prospera en su camino, por el hombre que lleva a cabo sus intrigas. Sabios Consejos

Consejo N0.3. Escucha buena música todos los días, es auténtico alimento para el espíritu.
Salmos 37:7. Sabios Consejos

Aleluya! Porque bueno es cantar alabanzas a nuestro Dios, porque agradable y apropiada es la alabanza.
Salmos 147:1. Sabios Consejos

Consejo N0. 4. Al levantarte en la mañana di lo siguiente…
Mi propósito hoy es
Tú conoces mi sentarme y mi levantarme; desde lejos comprendes mis pensamientos. Salmos 139:2.

Consejo N0. 5. Vive con las 3 E’s…Energía, entusiasmo y empatía.

En cuanto a vuestra anterior manera de vivir despojaos del viejo hombre, que se corrompe según los deseos engañosos, Efesios 4:22.

Pero ahora desechad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, maledicencia, lenguaje soez de vuestra boca. Colosenses 3:8. Sabios Consejos

Consejo No 6. Juega más juegos que el año pasado.

“Aunque el hombre viva dos veces mil años, pero no disfruta de cosas buenas, ¿no van todos al mismo lugar?” Eclesiastés 6:6. Sabios Consejos

Consejo No 7. Lee más libros que el año pasado.

Bienaventurado el que lee y los que oyen las palabras de la profecía y guardan las cosas que están escritas en ella, porque el tiempo está cerca.
Apocalipsis 1:3.

Consejo No 8. Mira al cielo al menos una vez al día, date cuenta de la majestuosidad del mundo que te rodea.

Porque así dice el SEÑOR que creó los cielos (El es el Dios que formó la tierra y la hizo, El la estableció y no la hizo un lugar desolado, sino que la formó para ser habitada): Yo soy el SEÑOR y no hay ningún otro. Isaías 45:18.

Consejo No 9. Sueña más mientras estás despiert@.

Anhela mi alma, y aun desea con ansias los atrios del SEÑOR; mi corazón y mi carne cantan con gozo al Dios vivo. Salmos 84:2. Sabios Consejos

Consejo No 10. Come más alimentos que crezcan en los árboles y en las plantas y menos alimentos que sean manufacturados en
plantas industriales o que requieran un sacrificio.

He aquí que yo le hago subir sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad. Jeremías 33:6.

Amado, ruego que seas prosperado en todo así como prospera tu alma, y que tengas buena salud.. 3 Juan 1:2.

Consejo No 11. Come arándanos y nueces. Toma té verde, mucha agua y una copa de vino al día (asegúrate de brindar con ella por algo hermoso de lo mucho que hay en tu vida y, de ser posible, hazlo en compañía de quien amas).

He aquí lo que yo he visto que es bueno y conveniente: comer, beber y gozarse uno de todo el trabajo en que se afana bajo el sol en los contados días de la vida que Dios le ha dado; porque ésta es su recompensa. Eclesiastés 1:18.

Consejo No 12. Trata de hacer reír a por lo menos 3 personas cada día.

Nadie busque su propio bien, sino el de su prójimo. 1 Corintios 10:24.

Consejo No 13. Elimina el desorden de tu casa, tu auto y tu escritorio y deja que nueva energía fluya en tu vida.

Pero que todo se haga decentemente y con orden. 1 Corintios 14:40.

Con toda diligencia guarda tu corazón, porque de él brotan los manantiales de la vida. Proverbios 4:23.

Consejo No 14. No gastes tu precioso tiempo en chismes, cosas del pasado, pensamientos negativos o cosas fuera de tu control. Mejor invierte tu energía en lo positivo del presente.

ANDAD SABIAMENTE PARA CON LOS DE AFUERA, APROVECHANDO BIEN EL TIEMPO. COLOSENSES 4:45.

Consejo No 15. Date cuenta que la vida es una escuela y tú estás aquí para aprender. Los problemas son lecciones que van y vienen, lo que aprendes de estos es para toda la vida.

Y después de que hayáis sufrido un poco de tiempo, el Dios de toda gracia, que os llamó a su gloria eterna en Cristo, El mismo os perfeccionará, afirmará, fortalecerá y establecerá. 1 Pedro 5:10.

Consejo No 16. Desayuna como rey, come como príncipe y cena como mendigo. Sabios Consejos

Los alimentos son para el estómago y el estómago para los alimentos, pero Dios destruirá a los dos. Sin embargo, el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor es para el cuerpo. 1 Corintios 6:13.

¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 1 Corointios 6:19.

Consejo No 17. Sonríe y ríe más.

Entonces nuestra boca se llenó de risa, y nuestra lengua de gritos de alegría; entonces dijeron entre las naciones: Grandes cosas ha hecho el SEÑOR con ellos.
Salmos 126:2.

Consejo No 18. No dejes pasar la oportunidad de abrazar a quien aprecias.

Sed afectuosos unos con otros con amor fraternal; con honra, daos preferencia unos a otros; Romanos 12:10.

Consejo No 19. La vida es muy corta como para desperdiciar el tiempo odiando a alguien.
Antes bien, amad a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad no esperando nada a cambio, y vuestra recompensa será grande, y seréis hijos del Altísimo; porque El es bondadoso para con los ingratos y perversos. Lucas 6:35.

Aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Efesios 5:16.

Consejo No 20. No descuides el don que tienes.

Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. . 1 Pedro 4:10. Sabios Consejos

Ten cuidado de ti mismo y de la enseñanza; persevera en estas cosas, porque haciéndolo asegurarás la salvación tanto para ti mismo como para los que te escuchan. 1 Timoteo 4:16.

Dios te bendiga,

Para descargar este video en mp3 o mp4 copia y pega la url del video en el convertidor de Youtube
08fab-bricks5b15d

¡Edificar su casa!

edificar su casa

Nuestra responsabilidad frente al casamiento.

Muchos problemas  sencillos en sí mismos se vuelven complicados para nosotros, porque no hay en nuestros corazones una verdadera santidad, una auténtica separación interior para el Señor. No cabe la menor duda que el casamiento cristiano es uno de ellos, y hemos de confesar que, en varios casos, ciertas consideraciones personales tuvieron más peso que la gloria del Señor y la prosperidad del testimonio confiado a la Asamblea, cuerpo de Cristo.

Me dirijo aquí en nuestros jóvenes amigos creyentes, los cuales, en su día, tendrán el propósito de fundar un hogar cristiano: también me dirijo a todos nosotros, padres cristianos, pues tenemos mucha responsabilidad en cuanto a la conducta de nuestros hijos. Enseñándoles con mayor fidelidad lo que Dios desea, no habría, a veces, tantos motivos de tristeza en nuestras casas.

Continue reading

Para descargar este video en mp3 o mp4 copia y pega la url del video en el convertidor de Youtube

Atrapada

atrapadaHace un tiempo encontré una historia acerca de un hombre que, mientras trabajaba en los muros de su casa, encontró un espacio hueco entre las paredes de madera. Al derribar las paredes se dio cuenta de que allí había una lagartija inmóvil, porque un clavo, desde fuera, había atravesado una de sus patitas y la había hecho permanecer fija en la pared.

Viendo esto, el hombre sintió piedad y curiosidad al mismo tiempo. Cuando estudió el clavo, se dio cuenta que había sido clavado hacía mucho tiempo, lo que hizo que buscara explicaciones sobre cómo había sobrevivido en esa posición.

Continue reading

Para descargar este video en mp3 o mp4 copia y pega la url del video en el convertidor de Youtube

¿Cómo Está Tu Ropero?

reflecciones cristianasPor lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz. 2 Pedro 3:14¡Cuántas cosas desparramadas por aquí y por allá!, ¡Qué desorden por todas partes! Por fin hoy me decidí… y abrí mi ropero. En medio de ropas arrugadas, encontré mi conciencia cubierta de polvo, arrugada, con huellas visibles del paso del tiempo. Le tuve lástima… y me tuve lástima. ¿Todavía servirá? Sí… ¿Por qué no? La limpié, la sacudí, la dejé como nueva, apta para todo servicio; pero no fue todo, también localicé desidias, muchas desidias… desidias repletas de mañanas. Mañana haré esto, mañana haré lo otro, mañana haré aquello, mañana… y mañana…

Junté toda esa chatarra y la tiré. Entre los pañuelos vi disimuladas las angustias y los temores. ¿Perderé mi trabajo?, ¿Mantendré mi salud?, ¿Le pasará algo a mis seres queridos?… Amarguras, calamidades, inquietudes.

Entonces pensé: si sigo en esta línea de pensamientos, me voy a infartar, así que… ¡afuera!

Suspiré, ¡por aquí tendría que haber comenzado!, ¡Por aquí tengo que continuar día tras día! Y empecé a acomodar.

La esperanza que tuve tan olvidada, los afectos que no siempre manifesté, Las amistades que tanto descuidé. La fe, la renovada alegría de vivir.

Siempre me dijeron una y otra vez -todo tiempo pasado fue mejor. No sé, tal vez sí… tal vez no… Me importa más que el futuro sea mejor, por esa razón puse en orden mi ropero, acomodé las prioridades en mi vida, pero lo más importante, es haberle permitido a Dios que sea él quién me indique cómo hacerlo.

Satisfecha cerré el ropero y tranquila inicié mi jornada.

Tengo una meta, hacia ella debo ir. Pero… ¿habrá otros roperos por allí en las condiciones que estuvo el mío? Por las dudas, si fuera el tuyo… recuerda que debes arreglarlo. Hazlo, hoy mismo, pero no lo hagas solo(a), deja que Dios te ayude, que arregle cada área de tu ser y limpie todo tu interior.

Es necesario poner en orden nuestra vida. Como el ropero, tu mundo interior necesita ser arreglado. ¿Por qué no comienzas hoy?

musica cristiana y musica cristiana gratis

Para descargar este video en mp3 o mp4 copia y pega la url del video en el convertidor de Youtube

¿Cuánto Pesa Una Oración?

iamgen de reflexionCuentan que Gabriela Louise Redden, una mujer pobremente vestida y con una expresión de derrota en el rostro, entró en una tienda de abarrotes. Se acercó al dueño de la tienda, y de una forma muy humilde le preguntó si podía fiarle algunas cosas. Hablando suavemente, explicó que su marido estaba muy enfermo y no podía trabajar, que tenían 7 hijos, y que necesitaban comida. John Longhouse, el abarrotero, se mofó de ella y le pidió que saliera de la tienda. Visualizando las necesidades de su familia, la mujer le dijo: Por favor señor, le traeré el dinero tan pronto como pueda. John le dijo que no podía darle crédito, ya que no tenía cuenta con la tienda. Junto al mostrador había un cliente que oyó la conversación. El cliente se acercó al mostrador y le dijo al abarrotero que él respondería por lo que necesitara la mujer para su familia. El abarrotero, no muy contento con lo que pasaba, le preguntó de mala gana a la señora si tenía una lista. Louise respondió: ¡Sí señor!. Está bien, le dijo el tendero, ponga su lista en la balanza, y lo que pese la lista, eso le daré en mercancía. Louise pensó un momento con la cabeza baja, y después sacó una hoja de papel de su bolso y escribió algo en ella. Después puso la hoja de papel cuidadosamente sobre la balanza, todo esto con la cabeza baja. Los ojos del tendero se abrieron de asombro, al igual que los del cliente, cuando el plato de la balanza bajó hasta el mostrador y se mantuvo abajo. El tendero, mirando fijamente la balanza, se volvió hacia el cliente y le dijo: ¡No puedo creerlo!. El cliente sonrió mientras el abarrotero empezó a poner la mercancía en el otro plato de la balanza. La balanza no se movía, así que siguió llenando el plato hasta que ya no cupo más. El tendero vio lo que había puesto, completamente disgustado. Finalmente, quitó la lista del plato y la vio con mayor asombro. No era una lista de mercancía. Era una oración que decía: Señor mío, tú sabes mis necesidades, y las pongo en tus manos. El tendero le dio las cosas que se habían juntado y se quedó de pie, frente a la balanza, atónito y en silencio. Louise le dio las gracias y salió de la tienda. El cliente le dio a John un billete de 50 dólares y le dijo: Realmente valió cada centavo La historia cuenta que fue un tiempo después que John Longhouse descubrió que la balanza estaba rota.
Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Filipenses 4:6

musicas cristianas y musica cristiana en mp3

Para descargar este video en mp3 o mp4 copia y pega la url del video en el convertidor de Youtube