fraces-cristianas-cortas2

No Los Ignores

fraces cristianas cortas

Jacob August Riis, nació en Dinamarca el 3 de mayo de 1849 y emigró a Estados Unidos en 1870. Junto con su llegada a un país con costumbres distintas, fue recibido por una falta de oportunidades laborales y destinado a vivir en uno de los barrios más empobrecidos de New York.
Sin embargo, la profesión de fotógrafo lo ayudó bastante a superarse. Empezó a trabajar en algunos periódicos locales y poco a poco demostró un trabajo siempre impecable y una habilidad especial para capturar fotografías emotivas en el momento preciso.frases cristianas

Con el paso del tiempo logró superarse económicamente, dejando el viejo barrio donde vivía y marchándose a un lugar mejor, su nivel social comenzó a subir y cada vez era más conocido en los estratos altos Neoyorquinos; pero en su interior siempre recordaba el lugar marginal en el que fue a parar como recién llegado a un país extraño. Era algo triste porque los amigos que pudo hacer en ese lugar, con los que alguna vez compartió una hogaza de pan, no tuvieron las mismas oportunidades que él.frases cristianas

Aunque regresó por varios meses a su barrio para ayudar en lo que podía, nunca era suficiente porque la necesidad era mucha. Una noche, bajo la fuerte influencia del insomnio por tanto meditar en la forma en la que podía hacer algo por la gente que vivía con escasos recursos, tuvo la idea de publicar un libro de fotografías en las que mostraba las condiciones lamentables en las que vivía las personas en el mismo corazón de New York.
La gente al ver el libro reconoció a muchas personas: al que le vendía los periódicos, al repartidor de leche, al que vendía pan, al lustra botas, etc. Y comenzó a concientizarse y a ayudar. Lo más sorprendente es que mucha de esa necesidad, siempre estuvo ahí con ellos, pero no pudieron verla sino hasta después de contemplar el libro publicado por Jacob.

Esa misma falta de visión ante la necesidad de las personas pasaba en los tiempos de Jesús. El pasaje bíblico en Marcos 10:46-52, cuenta la historia de un ciego llamado Bartimeo mendigando a la orilla del camino, pero al oír que Jesús pasaba por ahí comenzó a gritar pidiendo ayuda. Lo más extraño fue la reacción de los discípulos los cuales actuaron con una sorprendente ceguera ante la necesidad de este hombre al hacerlo callar.

Quizás nunca hiciste callar a alguien que pide ayuda, pero una forma de minimizar su voz de clamor es ignorarlo. El relato continua mencionando que Jesús si oyó el clamor de Bartimeo y acudió en su ayuda.
Hay gente que tiene necesidades y que está mucho más cerca de lo que podemos imaginar. Solo necesitamos observar alrededor nuestro y hacer lo mismo que hizo el insigne apóstol Pedro: “No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy…” Hechos 3:6 versión Reina-Valera 1960frases cristianas
Además, los actos de compasión que mostramos para con los demás, preparan el terreno para sembrar la semilla del evangelio.
“Dichoso el que piensa en el débil y pobre; el Señor lo librará en tiempos malos.”Salmos 41:1 Versión Dios Habla Hoyfrases cristianas para reflexionar, frases cristianas evangelicas, frases cristianas para jovenes, frases cristianas de amor, frases cristianas para facebook, frases cristianas cortas, reflexiones cristianas, frases cristianas bonitas

Para descargar este video en mp3 o mp4 copia y pega la url del video en el convertidor de Youtube
reflexionescristiana 2

No desvies la vista


Cuando queremos lograr algo puede parecer muy difícil porque cada vez vemos más grandes las pruebas o problemas.

Una manera de superar los obstáculos es saber que vendrán. Debemos estar consientes de que pasaremos muchas aflicciones y circunstancias difíciles y para poder seguir firmes a pesar de ello debemos repasar las metas que nos hemos propuesto, recordar qué es lo que anhelamosreflexiones cristianas

Ahora bien ¿qué obstáculos pueden imposibilitar que alcances tus metas? Hay impedimentos fáciles de eliminar.

Si tu meta es hacer ejercicio y no tienes los zapatos adecuados, ese es un obstáculo pero puedes eliminarlo comprando las zapatillas que te sean más cómodas. Sin embargo, algunos obstáculos no son tan fáciles de superar. Algunos tienen limitaciones físicas, sociales o económicas que no pueden ser eliminadas fácilmente. En esos casos debemos recordar que la perseverancia no significa eliminar los obstáculos sino continuar buscando la meta a pesar de ellos.reflexiones cristianas

El apóstol Pablo es un ejemplo perfecto que ilustra esta verdad. Tenía numerosas limitaciones que lo hubieran desanimado de perseguir su propósito en la vida. Por eso rogó a Dios que le ayudara. “Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.” 2 Corintios 12:9 (RV-1960)¿Qué aprendemos de Pablo? Él siempre vio el obstáculo desde la perspectiva divina. Consideraba sus impedimentos insuperables como una motivación para confiar en Dios, en vez de depender de sus habilidades propias.reflexiones cristianas

Todos enfrentamos circunstancias que no podemos cambiar y que tratarán de impedir que alcancemos nuestras metas, pero está en nuestras manos el escoger cómo vamos a responder a ellas. Podemos darnos por vencidos o empezar a ver esos problemas como oportunidades para confiar en el Señor.

Reflexiones Cristianas

Quita los ojos del obstáculo o del problema y vuelve a poner tu mirada en la meta, el propósito y el sueño al que deseas llegar, no estás solo, tienes el poder de Cristo de tu lado.

frases cortas de reflexion, imagenes con reflexiones cristianas, reflexiones para jovenes, reflexiones, reflexiones cortas cristianas, reflexiones biblicas, nuevas reflexiones cristianas, reflexion cristiana para hoy, dinamicas de reflexion cristiana, reflexiones cristianas
reflexiones cristianas

Para descargar este video en mp3 o mp4 copia y pega la url del video en el convertidor de Youtube
mensajes cristianos cortos2

Perdiendo La Vida En Suposiciones

mensajes cristianos cortos
Existen personas que pasan mucho tiempo preocupándose por el futuro, por lo que desconocen. Paulo Coelho, ilustra esto en una historia que cuenta que un sultán decidió hacer un viaje en barco con algunos de sus mejores cortesanos. Se embarcaron en un puerto de Dubai y zarparon en dirección al mar abierto. En cuanto el navío se alejó de tierra, uno de los súbditos, que jamás había visto el mar y había pasado la mayor parte de su vida en las montañas, comenzó a tener un ataque de pánico. Sentado en la bodega de la nave, lloraba, gritaba y se negaba a comer o a dormir. Todos procuraban calmarlo, diciéndole que el viaje no era tan peligroso, pero aunque las palabras llegasen a sus oídos no llegaban a su corazón.

El sultán no sabía qué hacer, y el hermoso viaje por aguas tranquilas y cielo azul se transformó en un tormento para los pasajeros y la tripulación. Pasaron dos días sin que nadie pudiese dormir con los gritos del hombre. El sultán ya estaba a punto de mandar volver al puerto cuando uno de sus ministros, conocido por su sabiduría, le dijo: -Si su alteza me da permiso, yo conseguiré calmarlo.

Sin dudar un instante, el sultán le respondió que no sólo se lo permitía, sino que sería recompensado si conseguía solucionar el problema. El sabio entonces pidió que tirasen al hombre al mar. En el momento, contentos de que esa pesadilla fuera a terminar, un grupo de tripulantes agarró al hombre que se debatía en la bodega y lo tiraron al agua.

El hombre comenzó a debatirse, se hundió, tragó agua salada, volvió a la superficie, gritó más fuerte aún, se volvió a hundir y de nuevo consiguió reflotar. Mensajes Cristianos En ese momento, el sabio pidió que lo alzasen nuevamente hasta la cubierta del barco. A partir de aquel episodio, nadie volvió a escuchar jamás cualquier queja del hombre, que pasó el resto del viaje en silencio, llegando incluso a comentar con uno de los pasajeros que nunca había visto nada tan bello como el cielo y el mar unidos en el horizonte. El viaje, que antes era un tormento para todos los que se encontraban en el barco, se transformó en una experiencia de armonía y tranquilidad.

Poco antes de llegar al puerto, el sultán fue a buscar al sabio y le preguntó: -¿Cómo sabías que arrojando a aquel pobre hombre al mar se calmaría?

-Por mi matrimonio -respondió- Yo vivía aterrorizado con la idea de perder a mi mujer, y mis celos eran tan grandes que no paraba de llorar y gritar como este hombre. Un día ella no aguantó más y me abandonó, y yo pude sentir lo terrible que sería la vida sin ella. Sólo regresó después de prometerle que jamás volvería a atormentarla con mis miedos. De la misma manera, este hombre jamás había probado el agua salada y jamás se había dado cuenta de la agonía de un hombre a punto de ahogarse. Tras conocer eso, entendió perfectamente lo maravilloso que es sentir las tablas del barco bajo sus pies.

Muchas veces, pasamos nuestra vida paralizados, Mensajes Cristianos pensando en lo que podría pasar con nuestras vidas, familia, trabajo, estudios, sueños, etc. en un futuro. Nuestras fuerzas se consumen, nos agotamos emocionalmente, perdemos el gozo de vivir y dejamos que momentos valiosos con la familia o amigos pasen desapercibidos. Perdemos la capacidad de identificar las bendiciones diarias por algo que no existe, por un miedo infundado.

No hay motivos para temer al futuro, no necesitas desgastarte pensando en lo que vendrá porque Dios siempre estará contigo, Mensajes Cristianos Él no te abandonará si las cosas se ponen difíciles, por el contrario, estará ahí para protegerte y fortalecerte.

Aun cuando yo pase por el valle más oscuro, no temeré, porque tú estás a mi lado. Tu vara y tu cayado me protegen y me confortan. Salmos 23:4

Disfruta los Mensajes Cristianos que Dios te da diariamente y deja de preocuparte por suposiciones. Deposita tu futuro en las manos de Dios, no existe mejor lugar.

Para descargar este video en mp3 o mp4 copia y pega la url del video en el convertidor de Youtube