Paz En La Tormenta

cristianaCuentan que un día un campesino le pidió a Dios le permitiera mandar sobre la Naturaleza para que -según él – le rindieran mejor sus cosechas. ¡Y Dios se lo concedió! Entonces cuando el campesino quería lluvia ligera, así sucedía; cuando pedía sol, éste brillaba en su esplendor; si necesitaba más agua, llovía más regularmente; etc. Pero cuando llegó el tiempo de la cosecha, su sorpresa y estupor fueron grandes porque resultó un total fracaso. Desconcertado y medio molesto le preguntó a Dios por qué salió así la cosa, si él había puesto los climas que creyó convenientes.

Pero Dios le contestó – Tú pediste lo que quisiste, más no lo que de verdad convenía. Nunca pediste tormentas, y éstas son muy necesarias para limpiar la siembra, ahuyentar aves y animales que la consuman, y purificarla de plagas que la destruyan…-

Así nos pasa: queremos que nuestra vida sea puro amor y dulzura, nada de problemas.

El optimista no es aquel que no ve las dificultades, sino aquel que no se asusta ante ellas, no se echa para atrás. Por eso podemos afirmar que las dificultades son ventajas, las dificultades maduran a las personas, las hacen crecer.

Por eso hace falta una verdadera tormenta en la vida de una persona, para hacerla comprender cuánto se ha preocupado por tonterías, por chubascos pasajeros.

LO IMPORTANTE NO ES HUIR DE LAS TORMENTAS, SINO TENER FE Y CONFIANZA EN QUE PRONTO PASARÁN Y NOS DEJARÁN ALGO BUENO EN NUESTRAS VIDAS.

Habacuc 3:17-19 Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos; aunque mienta la obra de la oliva, y los labrados no me den ni para mantenerme. Aunque las ovejas sean quitadas de la majada y no haya vacas en los corrales; con todo eso yo me alegraré en el Señor y me gozaré en el Dios de mi salvación. El Señor es mi fortaleza… y me hará andar sobre alturas.

Nahúm 1:7 Bueno es Dios para fortaleza en el día de la angustia; y conoce á los que en él confían.

musica de dios y musica cristiana

Para descargar este video en mp3 o mp4 copia y pega la url del video en el convertidor de Youtube

¡Nueva Partida!

pentecostal Ten misericordia de mí, oh Dios, debido a tu amor inagotable; a causa de tu gran compasión, borra la mancha de mis pecados. Salmos 51:1Dios quiere que tengamos una relación buena con él, y así como anhelamos tener un clima de armonía y amor en nuestra familia, de igual manera Dios quiere que suceda en la relación con El. A veces y por distintas circunstancias se producen rupturas o distanciamientos, por ejemplo un padre se puede encontrar molesto por las actitudes de su hijo, pero eso no lo llevará a finalizar la relación con él, porque hay un lazo mucho más fuerte que los une, que es el amor que lo lleva a perdonar las ofensas.

El Rey David, describe en el salmos 51 como se encontraba al ser confrontado por el profeta Natán, por su pecado de adulterio y asesinato. Su pecado había sido de gran manera contra su prójimo y por ende contra Dios. Como hijo, se acercó a su Padre celestial reconociendo primeramente el amor inagotable, la gran compasión de Él y que solo Él podía purificarlo, lavarlo de todo lo malo y además sabía que podía devolverle la presencia del Espíritu Santo. David, no pidió que no se le quitaran sus tesoros, su título como rey, sus posesiones, lo que él pidió es que no se le quitara su presencia.

No nos gusta que nos muestren nuestros errores, pero a veces es necesario, porque cuando el pecado no sale a la luz, simplemente va creciendo y expandiéndose como la lepra, pero la luz de la verdad hace que sea identificado, frenado y corregido. De hecho que el pecado es el elemento que enemista a los seres humanos con Dios, pero el arrepentimiento es la llave de la restauración de la relación con nuestro Padre.

Cuando pecamos, nace la culpa, esta nos enseña a entender la vida en base a obligaciones y responsabilidades. Pero hay una culpa que más que todo es remordimiento, y que no te lleva al arrepentimiento sino te encapsula en tu error o pecado y no te deja ver más allá, solo se concentra en tu falta, añadiendo a ello tristeza, frustración, pena y estancamiento. Como le pasó a Judas, el remordimiento por haber entregado a Jesús, lo condujo a quitarse la vida y no lo dejó ver que había esperanza de perdón.

Todos, sin excepción podemos ser perdonados, por el sacrificio de Jesús, y la culpa puede ser quitada si nos arrepentimos y enderezamos nuestros caminos, pero lo más lindo es que Dios nos da una nueva oportunidad de seguir hacia la meta eterna.

Hoy retoma la carrera sin cargas de culpas y con un corazón limpio.

Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio y renueva un espíritu fiel dentro de mí. No me expulses de tu presencia y no me quites tu Espíritu Santo Salmos

musica cristiana y musica gratis

Para descargar este video en mp3 o mp4 copia y pega la url del video en el convertidor de Youtube

Una Cruz Pesada.. ¿O No?

imagenes de jesusSi alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame (Lucas 9:23). Un hombre se quejó, cierta vez, para un ángel, que la cruz que cargaba era muy pesada. El ángel lo llevó a un campo lleno de cruces y le dijo: Correcto, siga su corazón. Cuando encuentres una cruz que consideres mejor, puedes cambiarla por la suya. Después de buscar por varias semanas, el hombre no consiguió encontrar ninguna cruz más leve que suya.

Cuanto más entendemos los planes de Dios para nuestras vidas, más leve se vuelve la cruz que cargamos. Cuanto más sentimos placer en hacer la voluntad del Señor, más ignorado es el peso de nuestra cruz. Cuanto más nos colocamos delante del altar de Dios, más comprendemos que todas las cosas cooperan para nuestro bien, incluso el peso de la cruz que aguantamos.

Nuestra caminata en este mundo es un aprendizaje, una preparación para grandes desafíos, una grada a más para alcanzar la verdadera felicidad en Cristo Jesus. Cada uno, de manera particular, tiene una cruz a cargar. Y, por más que nos parezca pesada, es ajustada a nuestra resistencia. Es nuestra cruz… es perfecta para nuestro crecimiento espiritual… no podemos cambiarla por ninguna otra.

Cuando murmuramos por las dolores que ella nos trae; cuando nos curvamos ante las aflicciones que ella nos proporciona; cuando nos recusamos a aguantar la carga que nos es impuesta; perdemos la oportunidad de ir más lejos, de ascender más alto, de testificar de las bendiciones maravillosas que el Señor tiene listo para los vencedores.

¿Su cruz es pesada? ¡Yo le digo qué no! Tiene el peso exacto de lo que usted puede aguantar y las enseñanzas exactas de lo que necesita aprender. Y, con fe, verá que las manos del Señor están colocadas entre sus hombros y la cruz, y, luego ella si tornará tan lleve que usted ni sintiera más su peso. Amando al Señor, usted ni percibirá qué está cargando una cruz.

musica de dios y musica cristiana

Para descargar este video en mp3 o mp4 copia y pega la url del video en el convertidor de Youtube