17 Septiembre, 2015 reflexionministro

En 1921 un padre desesperado, porque su hijo era diabético, le preguntó a un médico: “¿Deberíamos prolongar este estado infortunado del niño? No pudiendo sobrevivir y llegar a ser un hombre sano, ¿no sería preferible dejarlo morir?” Oraciones Cristianas Al día siguiente se anunció el descubrimiento de la insulina. El…