Y el Señor encamine vuestros corazones al amor de Dios, y a la paciencia de Cristo. 2 Tesalonicenses 3:5Vivimos en una sociedad que exige tener paciencia, no sólo por...
Continue Leyendo »